Un Trauma en el cuerpo provoca cambios en la estructura interna (Rolf, Goldthwait y S.Keleman) y Terapia de Polaridad (Dr. Stone)

Mi pie lesionado

Hace un mes me rompí un dedo del pie. Aunque me lo inmobilizaron, el resto de mi cuerpo se resintió. Los sutiles cambios en mi manera de caminar se fueron acumulando poco a poco. Mi forma de trasladar el peso de mi cuerpo ha ido cambiando y ha ido alterando mi relación con la gravedad. Es probable que todos los traumas en el cuerpo modifiquen la relación con la gravedad, provocando cambios en el patrón ideal de movimiento, el patrón heredado de cómo nos movemos. Aunque se tratara solo de un dedo… parece poca cosa…. ha provocado que mi cuerpo realice movimientos que compensen esa desviación y para aliviarlos haya tenido que ir a mi o Terapeuta de Polaridad y también a mi osteópata para que me ayuden a relajar mi sistema, potenciar mis corrientes energéticas y recolocar esas desviaciones acumuladas…

Y así alivié mis dolores corporales debido a la rotura de un dedito del pie y facilité que éste soldara en la buena dirección.

Tanto los patrones de sinapsis de mis neuronas, el flujo sanguíneo y linfático se habían alterado. Realmente es el  patrón de actividad neuronal el que cambia y es lo provoca que la musculatura se contraiga de diferente manera.

Si no fuera al Terapeuta de Polaridad, osteópata, o fisio, o no trabajara mi cuerpo a nivel neuronal (Bones For Life o Feldenkrais), algunos músculos podrían llegar a atrofiarse por falta de uso y otros a hipertrofiarse por exceso de trabajo compensatorio.

Los músculos funcionan como bombas que mueven la sangre y la linfa. Cuando contraemos un músculo la sangre y los desechos de las células y del tejido salen de él y cuando lo relajamos la sangre limpia y oxigenada, vuelve a fluir entrando en él, volviendo a nutrirlo de nuevo.

Si los músculos se inmovilizan, no se produce la nutrición y oxigenación de los mismos (la trofización del músculo), al no utilizarlos no se nutren y por lo tanto se atrofian y en compensación otros se hipertrofiarán por exceso de uso al compensar la falta de uso de los primeros.

Cuando un músculo se ha acortado , hipertrofiado de una manera constante ( el que compensa esa falta de movimiento) se acorta de forma cronificada, va perdiendo poco a poco su capacidad de relajarse y se encontrará siempre tenso. El cuerpo creará más tejido para ayudar a esos músculos engrosando y protegiendo de esta manera las estructuras que sean necesarias para apoyar la zona o tejido que se necesite apoyar porque está haciendo demasiado trabajo.

Se crea entonces un nuevo patrón de estructura y movimiento, un patrón alterado. Y este patrón nuevo puede permanecer activo aunque la lesión ya haya sanado. Pero… como  sabemos lo Terapeutas de Polaridad,  los profesores de “Bones for Life” (Huesos para la Vida) o los de Feldenkrais, este patrón, si la lesión ha sanado, puede revertirse y recuperar su equilibrio anterior a la necesidad de protección (lesión activa) para la que apareció este patrón de estructura y movimiento.  La Terapia de Polaridad también ayuda mucho al borrado de ese patrón que ya no es necesario.

Ocurre lo mismo con un impacto emocional de la persona, o a un estado psicológico crónico. 

Como explica muy bien el recién fallecido Stanley Keleman, las situaciones psicológicas se pueden leer claramente en la estructura corporal. El miedo, la rabia, la tristeza, el odio…, cada una tiene una postura y patrón de movimiento específicos para cada caso. En estos casos se puede realizar una “Integración somato-energética” que facilita el cambio de patrón y la apertura desde ahí a lo que se diría “salir del atolladero”.

En Terapia de Polaridad sabemos que para recuperarte de un choque emocional es necesaria la flexibilidad, y elasticidad del sistema musculo-esquelético, para que el cuerpo vuelva a su patrón ideal de relación con la gravedad.  A ello, podemos acceder con el trabajo energético de la Terapia de Polaridad, ya que es la energía quién habita el Sistema Nervioso y con la Terapia de Polaridad podemos acceder al Sistema Nervioso Parasimpático para potenciarlo y facilitar que el cuerpo se recupere. Al final se trata de equilibrar el flujo energético eliminando bloqueos para que todo fluya adecuadamente y ello se transmita al sistema nervioso y éste al sistema musculo-esquelético.

Acerca de Carmen Zaballa

Lda. en CC BIOLÓGICAS (UPV), MSc in Public Health Engineering (Nescastle Upon Tyne, U.K.), TERAPEUTA de POLARIDAD e INTEGRACIÓN SOMATO-ENERGÉTICA (Jim Feil) EDUCADORA de Periné, Integración y Movimiento(R), (Blandine Calais Germain y Nuria Vives) PROFESORA de "Abdominales sin riesgo(R)" (Balndine Calais-Germain) PROFESORA de "Bones for Life(R)" (Inteligencia del Movimiento) (Ruthy Alon), ESTUDIANTE de danza Contemporánea y Clásica ( June Kortazar, Pilar Andrés, Natalia García, Matxalen Bilbao, Robert Jackson y Ana Rosa Tercero). INSTRUCTORA de Nordic Walking (técnica Alfa) (NW-Alfa) (ENWE) - Caminar con Bastones, INSTRUCTORA de Pilates (Orthos) y ENTRENADORA PERSONAL Reprocessing Soft Fitness (RSF)(Hipopresivos de Caufriez).
Esta entrada fue publicada en Autoconocimiento, campo magnetico humano, Creencias, Dolor y Cerebro, El SER, Emociones y huesos, energia, Energia del ser humano, Esencia, Estados emocionales, Estructura osea, Huesos para la Vida, impronta, meditacion, Movimiento, Ruthy Alon, Salud Natural, Ser Humano, Sistema Nervioso y Huesos, terapia de polaridad, Tono muscular y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.