Huesos para la Vida – ¿De qué va esto?

Hasta que la NASA investigó el tema de la degeneración ósea, se pensaba que el hueso se deterioraba inevitablemente con la edad. Esta creencia se vino abajo cuando los astronautas volvían del espacio con osteoporosis. Entonces se observó la evidencia de que la degradación del tejido óseo ( el hueso también es un tejido vivo con células que mueren y otras que nacen mientras vivamos, como cualquier otro tejido en nuestro cuerpo) no depende sólo de la edad, sino que también depende las condiciones ambientales en las que vive la persona. ( un caso extremo: en el espacio, Sin Gravedad o en la Tierra Con Gravedad)  
La pregunta que se hace la Dra. Ruthy Alon ante esto es: “ La pérdida de masa ósea, ¿es un proceso natural e irreversible de la edad o una respuesta del organismo a las condiciones de vida?”

La NASA también demostró que era posible recuperar la densidad ósea después de haberla perdido. A la vuelta del espacio, al caminar por la superficie terrestre de forma rítmica, el cuerpo experimenta pulsaciones de presión elástica como consecuencia de su relación con la gravedad y de esta manera el hueso se regenera.

Pero esto solo puede lograrse si el esqueleto presenta una alineación postural eficiente en relación con la vertical, que sea capaz de soportar esta fuerza de presión que viene de la tierra de forma continua.

Pero hay más factores que influyen claro está, como la Nutrición del organismo, la calidad de movimiento que depende de la alienación de la estructura ósea.

Esto lleva a la Dra. Ruthy Alon a lanzarnos un mensaje de esperanza:”Bajo determinadas condiciones, se puede dar marcha atrás al proceso de degradación ósea.”

El Objetivo “Inicial” del programa HUESOS PARA LA VIVDA (Bones for life) (pues ya veremos que realmente los beneficios de BFL son muchos más) es volver a crear las condiciones funcionales que sean capaces de estimular el aumento de la densidad ósea.

Las investigaciones (a parte de la nutrición y temas hormonales) indican de forma sistemática que uno de los factores que influyen en la absorción de minerales en el hueso es la falta de movimiento de fuerza o de confrontación con la gravedad. 

Y la Dra. Ruthy Alon nos plantea una pregunta, como es habitual en ella, de esta manera, (como también lo hace Blandine Calais – Germain) nos hace pensar por nosotras mismas, antes de darte pistas…:

¿Cómo puede el movimiento del cuerpo influir en la fortaleza de los huesos?
 

Y yo añadiría: ¿ y en el funcionamiento fisiológico de todo el organismo? (Lo veremos en entradas futuras de este blog…)

El movimiento natural es un “entente” entre el peso del cuerpo y la fuerza de gravedad de la tierra. Un ser vivo sin esqueleto ( un limaco por ejemplo) se mueve en su ambiente activando sus músculos en un movimiento de contracción extensión de su cuerpo. Los seres vivos con esqueleto interno tienen una ventaja, pues el esqueleto permite que nos movamos (los vertebrados) por la superficie de la tierra con cierta gracia y facilidad. El esqueleto se enfrenta a la gravedad y así los músculos solo deben trabajar para movilizar el esqueleto. Y la Dra. Ruthy Alon nos recuerda lo que solía decir el Dr. Moshé Feldenkrais: “Si el esqueleto humano se coloca un hueso sobre otro en una línea más o menos vertical de tal forma que pueda apoyarse sobre sí mismo, el cuerpo no necesita esfuerzo muscular para mantenerlo erguido en equilibrio”.

Por lo tanto al dar un paso, aumenta la presión del peso corporal sobre el suelo debido a la presión elástica de la rodilla que se despliega alineando fémur y tibia y dirigiendo esa fuerza hacia la tierra.

Por la ley de Newton, desde la tierra se produce una presión igual en magnitud al peso del cuerpo en la misma dirección pero en sentido contrario.

Si el esqueleto está bien alineado, ésta presión que viene desde tierra sube por el esqueleto irguiendo la postura y permitiendo dar con facilidad el siguiente paso, y por ende con el movimiento rítmico del andar lograr la redensificación de los huesos.

Efecto dominó de Huesos para la vida


(Imagínate el movimiento de Onda de tu columna como la Onda de esta serpiente de madera)

(Continuará)

Anuncios

Acerca de Carmen Zaballa

Soy un SER (como tú) viviendo una experiencia humana en un cuerpo de Mujer. Soy Madre, Compañera de vida de otro SER. Terapeuta de POLARIDAD. EDUCADORA de Periné,Integración y Movimiento(R), PROFESORA de "Abdominales sin riesgo(R)" y "Bones for Life(R)" (Huesos para la Vida), Estudiante de danza Contemporánea y Clásica. Lda. en CC Biológicas (UPV), MSc in Public Health Engineering (Nescastle Upon Tyne, U.K.), instructora de Pilates (Orthos) y Nordic Walking (NW) - Marcha Nórdica y entrenadora personal de Reprocessing Soft Fitness (RSF)
Esta entrada fue publicada en Alimentación para los huesos, bones for life, Buenos hábitos para tus huesos, Carmen Zaballa, CONCIENCIA CORPORAL, Emociones y huesos, Estructura osea, Feldenkrais, Huesos para la Vida, Menopausia, Movimiento, Osteoporosis, Ruthy Alon, Sistema Nervioso y Huesos y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Huesos para la Vida – ¿De qué va esto?

  1. Lulu dijo:

    Excelente entrega, puedo constatarlo luego de una operacion por un accidente. Llevo una placa y varios tornillos en proximal de la tibia y cabeza de perone. Cuando le comentaba al traumatologo que sentia un apoyo con una interrupcion de distribucion de fuerzas, no me entendia. Hasta que una kinesiologa comprendio que habia una fuerza que se oponia al indice de elasticidad del hueso y el material de la placa. Con el tiempo esto desaparecio y he ido modificando mis puntos de apoyo y logre un andar fluido. Es muy dificil hacer entender esto a quien no tiene una fina percepcion de su cuerpo en el espacio. Este sistema que nos comenta perfecciona esta percepcion. Muchas gracias por tus noticias, un abrazo Lucre

    Lucre Enviado desde mi iPad

Los comentarios están cerrados.