Alimentación Saludable, ¿y Cómo lo hago?: Las Grasas

LAS GRASAS:

Esas tan temidas y sin embargo tan necesarias para nuestra fisiología (nuestro funcionamiento biológico). El Biólogo Prof. Javier Arocena en sus cuadernos sobre alimentación natural (www.zuaitzo.com) nos habla de la importancia de las grasas.

Las grasas nos ayudan a aislarnos del frío y el calor, para ello se almacenan debajo de la piel. Así que la musculatura se encuentra debajo de la capa de grasa, aunque a veces creamos que no está ahí jeje…

La encontramos también alrededor de los órganos para sostenerlos y protegerlos.

Forman parte de las paredes de las células y en concreto de las de las Neuronas (Cerebro y Sistema Nervioso), pues además las recubre en forma de aislante favoreciendo la transmisión del flujo eléctrico que viaja de un lado al otro del axón de la neurona. No recubre totalmente a la neurona. En la zona de los axones deberá haber pequeñas zonas sin mielina para que se produzca una transferencia de los electrones de forma alterna de un lado al otro del axón gracias a la diferncia de cargas + y – de un lado al otro de las funditas

de mielina.

image001.

También se utilizan como una manera de almacen de energía para cuando no entre suficiente alimento al cuerpo.

Además son reguladoras de las hormonas sexuales,las suprarrenales (encima del riñón) y la Vitamina D.

Grasas Naturales y Aceites: Los triglicéridos: Son el almacén energético de células adiposas de los vertebrados. Tienen el doble de calorías que los azúcares (el almacén energétido de las plantas). Con el exceso de triglicéridos aumentaríamos mucho el peso y se reduciría nuestra movilidad.

Los triglicéridos tienen por un lado glicerina con tres posibles enlaces (enganches)  donde se fijan los ácidos grasos.

Tanto la grasa de SEBO como la de ACEITE de OLIVA tiene la misma estructura, nos cuenta el biólogo Javier Arocena. El olor y la textura se la proporciona el tipo de ácido graso que tenga. Esto nos lleva a que si ingerimos mucha grasa animal, nuestro almacén de grasa tenderá a solidificarse. Ya que en la digestión de las grasas se separa la glicerina de los ácidos grasos , pero estos no se descomponen transformándose en nuestro interior. Podemos comparar la piel de una persona que de forma habitual (OJO sin ser extrictos) sea vegetariana, con la piel de una persona que consuma habitualemnte (casi todos los días) carnes, huevos, embutidos, es decir grasas de origen animal.

Chuleta de carne

Cuando freímos los alimentos les añadimos mucha grasa. Y cuanto mas graso es un alimento más grasa absorbe al freírlo. Por eso no es lo mismo, frito, a la placha o guisado.

En el caso del pollo, por ejemplo, se puede separar facilmente la grasa que se encuentra debajo de la piel. Sin embargo con las carnes rojas no puedes hacer lo mismo, ya que la grasa se encuentra entreverada en el magro de la carne.

Pero en el caso del Cerdo Ibérico sabemos que también contiene  grasas Insaturadas (las beneficiosas). Pero se pierden con los procesos de secado al calor en hornos o si se calienta a la hora de consumirlo. Solo obtendríamos los beneficios de estas grasas insaturadas en la Jamon-de-Teruel

ingestión del Jamón curado al Natural.

En los cuadernos del Biólogo Javier Arocena (www.Zuaitzo.com) podemos encontrar el contenido en grasa de  algunos alimentos habituales.

En cuanto a la diferencia entre el pescado Blanco y Azul, es que el Azul tiene más grasas. Como es en las grasas donde se depositan los metales pesados (toxinas que no se eliminan y el acúmulo de ellas, con el tiempo, contribuyen a muchas enfernedades) es más saludable consumir peces pequeños (no crias….para permitir que se desarrollen y no esquilmar el mar) que grandes. O mejor los peces de alta mar en lugar de los de costa.

Las grasas son las que transportan las moléculas del sabor, es por ello que nos atraen tanto… 😉

Pero podemos hacer algo para disminuir los efectos dañinos de las grasas saturadas (las no beneficiosas) que nos gustan: grasas de la carne, productos lácteos (Leche, quesos, yogures), margarinas, aceites refinados de origen vegetal(sometidos a procesos de calor no deseables)…. y consiste en consumir diariamente Vitamina F.

Dónde encontramos la Vitmaina F?

La vitamina F es el contenido de los aceites vegetales extraídos en frío. Con la Vitamina F nuestro cuerpo consigue que grasas que son sólidas a temperatura ambiente, no se solidifiquen en las articulaciones ni en los vasos sanguíneos ayudando a evitar enfermedades degenerativas. También la podemos encontrar en los frutos secos en el aguacate y en la grasa del salmón y del pato.

vitamina-f-ester-glicerico

En la cría de Cerdos, el tocino que se obtenga será de distinto color y dureza según con los alimentos con los que le hayan engordado. Es impresionante la comparación que nos presenta Javier Arocena sobre la cantidad de grasa de la carne (pollo, conejo, cordero, vaca, cerdo..) entre 1935 (donde se criaba a los animales de otra manera mas saludable) y  1982 (cuadno ya entró la automatización y se prima la cantidad frente a la calidad). La diferente manera de crianza ha provocado un paso de una carne por ejemplo de pollo de un 4,5% de grasa en 1935 a un 20% en 1982. ( Ref: http://www.zuaitzo.com)

Otra calsificación a tener en cuenta son los

Acidos grasos Saturados: Son de origen animal, excepto el coco y aceite de palma (que son saturados pero de origen vegetal). Son los que componen los sebos de la carne, tocino, mantequilla, ya los que hay que añadir los cacahuetes. Estas son las que no nos interesa consumir con frecuencia.

Acidos grasos Insaturados: Los encontramos en los Aceites, semillas, frutos secos (excepto cacahuetes, realmente no son legumbres no frutos secos), aceitunas y aguacates. Son menos densos y se oxidan con facilidad. Por ello es necesario protegerlos de la luz y el calor.

aceite-de-oliva-de-primera-calidad_23-2147503633

aguacate--la-dieta_19-106790

Así que los Acidos grasos insaturados (grasas insaturadas) los podemos encontrar en:

Aceites Vegetales de primera presión en frío: Aceite de Oliva (1 presión)

Aguacates

Frutos secos (excepto cacahuetes)

Grasa de Pato

Grasa de salmón

Grasa de Jamón de Bellota (Ojo con la “marca” “iberico” que no te aseguran que el jamón sea de la península Ibérica)

Un truco: Si te vas a comer un chuletón en una sidrería…. primero tomate una cucharada de aceite de oliva o medio aguacate o unos frutos secos. Así la grasa que primero ingieres es la insaturada y para cuando llegue la saturada a tus células, ya han utilizado la insaturada y no será tan dañina 😉

Pato magret

Magret de Pato. La grasa del pato al igual que la del salmón y la del jamón de bellota son grasas Insaturadas. Así que no necesariamente debes hacerte vegetariana/o para comer grasas insaturadas y cuidar tu sistema nervioso y tus arteria y articulaciones 🙂

Sobre la Digestión de las Grasas:

Durante la digestión quedan libres los ácidos grasos. Los lípidos o grasas de los alimentos contienen mezclas de triglicéridos y cada triglicérido contiene varios tipos de ácidos grasos.  En este caso las grasas, ayudadas por la bilis del hígado se emulsionan (se rompen en bolitas muy chiquitinas) y no se modifica su estructura molecular y solo se separa la glicerina de los ácidos grasos. Esto nos ayuda a entender el peligro de consumir grasas animales. Se quedan ahí tal cual han entrado, sin transformarse.

El tocino de cerdo por ejemplo (sobre todo el de cerdos estabulados, cebados en establos) es una grasa muy sólida que funde a 40-45 grados centígrados frente a los 18 grados que funden nuestras grasas. Cuanto más consumamos estas grasas saturadas, con el tiempo, van elevando el punto de fusión de las grasas de nuestro cuerpo y van endureciendo la piel, las arterias, y en las zonas donde se depositen, producen rigidez.

Este acúmulo de grasas va en ascenso debido a la sociendad industrializada en la que vivimos donde las máquinas sustituyen a nuestro trabajo físico. Las grasas que no quemamos por falta de ejercicio físico se acumulan debajo de nuestra piel y alrededor de los órganos guardando entre esa grasa muchas toxinas (entre ellas metales pesados, que vienen de medicamentos que nos dieron en nuestra infancia (los metales pesados no se eliminan fácilmente y se quedan años en nuestros cuerpos, son acumulativos), también vienen de los empastes metálicos o también por haber consumido leche de vacas que pastaban cerca de carreteras que estuvieran asfaltando con brea.

El único aceite extraído en frío que se produce en España es el de OLIVA, pues el resto de semilas suele ser de importación.

Mi propuesta sería: reducir el consumo de grasas de origen animal y que las grasas que consumas sean grasas insaturadas principalmente. Pero ojo! no dejar de consumir grasas insaturadas pue son imprescindibles para el funcionamiento de nuestro cuerpo y principalmente el de nuestro cerebro y sistema nervioso! Si estáis estudiando o con actividad cerebral alta es importante un consumo diario mínimo de este tipo de grasas Insaturadas!

Pero como siempre os recomiendo, probad durante una temporada a hacer el cambio y experimentad pos vosotras/os mismas/os los efectos en vuestro cuerpo y en vuestra salud y luego tomad vuestras propias decisiones.

 

 

 

 

.

 

 

 

Anuncios

Acerca de Carmen Zaballa

Soy un SER (como tú) viviendo una experiencia humana en un cuerpo de Mujer. Soy Madre, Compañera de vida de otro SER. Terapeuta de POLARIDAD. EDUCADORA de Periné,Integración y Movimiento(R), PROFESORA de "Abdominales sin riesgo(R)" y "Bones for Life(R)" (Huesos para la Vida), Estudiante de danza Contemporánea y Clásica. Lda. en CC Biológicas (UPV), MSc in Public Health Engineering (Nescastle Upon Tyne, U.K.), instructora de Pilates (Orthos) y Nordic Walking (NW) - Marcha Nórdica y entrenadora personal de Reprocessing Soft Fitness (RSF)
Esta entrada fue publicada en Alimentación Consciente, Alimentación para los huesos, Buenos hábitos para tus huesos, Movimiento, Salud mujer, Salud Natural, Sistema Nervioso y Huesos y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.